lunes, 4 de julio de 2011

- Pasa.... pasa que ahora mismo estoy en ese punto en el que no tengo muy claro lo que me está pasando, lo que pasa a mi alrededor y lo que... lo que quiera que tengo que saber.

- ¿Y cuándo se supone que lo has sabido? ¿En qué momento tuviste las cosas claras? ¿Cuándo has sido capaz de definirte?

- Auch. Vale. No me he explicado bien. Me estoy... soy una desconocida. Estoy sin control, sin norte.

- Eso tiene un nombre: etapa.

-Te encanta etiquetarlo todo. Ponerle nombre a las cosas, mote a los desconocidos, resumirlo. No está bien simplificar lo que me está pasando para hacerme ver que no es para tanto. Me siento... diferente. ¿Qué haces? Me pregunto una vez hecho, porque mientras lo hago, aún sabiendo que lo estoy haciendo mal, lo saboreo y me digo: mañana será otro día así que... p'alante.

-¿Y qué tiene de malo eso del "desearlo y quererlo hacer"? Si lo hiciste a sabiendas de lo que te vendría encima, te jodes y acarreas.

- La acción en sí me da igual. No hablo de los actos, hablo del rastro que dejan en mí. ¿Qué se supone que soy? Porque a medida que me hago mayor me voy viendo cada vez más difuminada. Como a lápiz, alguien ha pasado el dedo y ha jodido el folio... o lo ha dejado más bonito.
No digo que sea mejor o peor persona de lo que creí ser antes de plantearme todo ésto, antes de cometer errores a sabiendas o después de sustituir los puzzles por algún que otro hábito... (dejémoslo ahí) digo que... que... joder, ¿Dónde venderán brújulas? Me urge una.

- No eres la única que va por ahí sin una y aunque eso no sea un consuelo, la mayoría puede vivir sin ella. Hagas lo que hagas, eres tú la que actúa -con o sin norte-. Eres niña de sur, se te ve en las pecas.

2 comentarios:

Shang Yue dijo...

yo desmagneticé mi brújula y ahora paso las noches de oriente en oriente

Esther dijo...

Fabuloso.

Me gusta como has trasmitido ese sentimiento de perder el norte y no saber donde estas ¿el qué?, ¿el cuando?, ¿el porqué?, ¿el quien?, ¿el cómo?... y todos esos interrogantes que a veces no sabemos responder y no por ello estamos perdidos y no es necesario esas etiquetas roñosas que nos han condenado a poner siempre. Genial (y esto no es una etiqueta ^^)

Besos :)